Transformación digital se aceleró hasta 10 años en las empresas por la pandemia

Transformación digital se aceleró hasta 10 años en las empresas por la pandemia

Fuente: María Del Pilar Martínez –  EL ECONOMISTA

La transformación digital se aceleró e impacto, con la pandemia, entre 8 y 10 años en las organizaciones.

Y en este momento ya necesitan hacer una evaluación que permita identificar en qué momento se encuentran

Respondiendo al impacto de la pandemia, o en una fase de recuperación o si ya están preparando su regreso.

En entrevista con Jorge Ponga, socio de la firma especializada en recursos humanos, Humanólogo.

Hizo un balance a un año de la pandemia sobre el comportamiento de las empresas con sus equipos de capital humano. 

Algunas organizaciones entraron en una etapa de respuesta y cambio tratando de organizarse, tratando de colocar sus piezas donde debían, otras ya lograron salir en de esa etapa de respuesta y entraron en una etapa más seria de recuperación.

Hay una tercera etapa, explicó Ponga.

Se trata de la etapa de prosperidad, en una encuesta que realizamos el año pasado.

El 80% de las empresas motivadas por el sector tuvieron un impacto negativo.

El 20% tuvieron un impacto positivo, es decir, mantuvieron su negocio o lo crecieron.

Y a un año de distancia ya es imperativo que se realicen análisis profundos que permitan tomar nuevas acciones.

Desde cómo será el lugar de trabajo, hasta las posiciones que pueden realizar home office y las que no”.

Como punto de partida el experto en capital humano expone que “el primer consejo es ubicar a tu organización en donde estás.

Todavía estás respondiendo, o ya te estás recuperando, o ya estás preparando.

El segundo, ya para las áreas de recursos humanos se está hablando de mucho del regreso o del no regreso.

Entonces conviene manejarlo a través de las tres W (por sus siglas en inglés).

Hacer un análisis serio en tu organización acerca del tipo de trabajo que vas a llevar a cabo, Esa es la Primer W que es Work, que es lo que venía haciendo realmente.

 

Lo voy a continuar haciendo o es momento de hacer ajustes, y qué implica todo eso.

Puedo cuestionarme si vale o no vale la pena regresar a un modelo de oficina.

Si tengo que encontrar un mecanismo híbrido, si tengo que dejarlo abierto a ciertas posiciones, incluso algunos procesos.

En ese trabajo tengo que revisar si algunos procesos ya los tengo que dejar de hacer, porque me doy cuenta que no estoy agregando ningún valor, ese es como un primer bloque de análisis.

Un segundo acercamiento destacó Ponga, es el Workforce.

Que está relacionado con saber qué tipo de trabajo voy a seguir haciendo.

Qué tipo de fuerzas de trabajo necesito y si voy a continuar requiriendo temas de outsourcing con todas las implicaciones que sabemos que están teniendo.

O si necesito más consultores o voy a requerir una fuerza de trabajo más contingente.

La tercer W es Workplace, “habla de sí ya cambio el trabajo, y cambio la fuerza de trabajo.

Seguramente tendré que llevar a cabo cambios muy sólidos en el lugar de trabajo.

Lo que esto implique, oficinas más abiertas, seguras y probablemente pensar en un ahorro más fuerte.

Inmobiliarios donde seguramente podrían requerir mínimo un 30% menos de los metros cuadrados que tenía, una serie de cosas.

De acuerdo con el especialista en México la mayoría de las organizaciones deben estar en una etapa de prosperidad.

Es que ya pasó un año, no es menor.

Creo que ya es momento de que las organizaciones contemplen ese análisis profundo y no tienen que enfrentar a un papel en blanco.

Hay consultoras que te ayudan a hacerlo tampoco es inalcanzable, por eso creo que casi cualquier empresa ya debería de haberle dado una buena pensada.

No vamos ni en el tercer trimestre, ni en el segundo trimestre, ya vamos por un año y claramente tiene pinta de que podría pasar más tiempo, entonces no lo han hecho.

Deja un comentario