8 razones para usar la Nube en las Pymes

8 razones para usar la Nube en las Pymes

Las pymes son la columna vertebral de la economía de cualquier país es por eso que hoy te traemos: 8 razones por las que la Nube es el lugar perfecto para las Pymes. Ofrecen oportunidades de trabajo y sirven como motor de crecimiento e innovación. De hecho, la mayoría de los negocios multimillonarios de hoy en día tuvieron comienzos humildes.

Puede haber múltiples criterios que podemos utilizar para clasificar una empresa como pequeña, mediana o grande. Puede incluir, pero no se limita al capital, ingresos, empleados o escala de operaciones. Pero hay algo seguro: una pequeña empresa tiene que sacar el máximo provecho de los escasos recursos.

Tipos de Nube

En este sentido, la Nube le añade un valor extra a las organizaciones , y en el caso de las pymes, las ventajas son muy importantes. Para empezar a hablar del tema, primero hay que contar que existen dos tipos de infraestructuras de despliegue de cualquier solución basada en la Nube.

La primera es «on premise» (en un lugar físico): en este tipo de despliegue, todo el hardware y los datos se almacenan en un centro de datos exclusivo, ubicado dentro de las instalaciones de la empresa. La propia entidad es responsable de la adquisición y el mantenimiento de todo el hardware relacionado con la solución.

La segunda posibilidad es contratar a un proveedor externo de servicios de nube mediante un modelo de outsourcing. En este caso, todo el hardware y los datos se almacenarán de forma remota en el centro de datos compartido del servicio contratado. Todos los costos relacionados con la adquisición y el mantenimiento del hardware serán responsabilidad exclusiva de la empresa que brinda el servicio, que cobra un fee períodico según espacio y capacidad de procesamiento (depende de lo que necesite cada empresa).

La elección entre una solución basada en el local o en el proveedor externo será dictada principalmente por las preferencias de seguridad de cada pequeña empresa. En teoría, una solución de nube interna se considera más segura en comparación con una nube compartida. El costo también es una consideración importante para las pequeñas empresas, que es relativamente alto si la solución de nube se despliega en las instalaciones.

Ventajas de las soluciones en la nube para las Pymes

  • Reducción de los costos. La naturaleza de la reducción de los costos variará ligeramente dependiendo de si su solución es in situ o subcontratada. A continuación se explican los beneficios relacionados con los costos de cada una de ellas. Si la solución se despliega en las instalaciones, la empresa sólo necesita invertir en un potente servidor. El resto de su hardware de IT no necesita ser actualizado regularmente, ahorrando así costos. La empresa puede permitir que un gran número de empleados accedan a su red de nubes sin ningún coste adicional. En caso de que se contrate a un proveedor externo, todo el hardware relacionado es responsabilidad exclusiva del proveedor del servicio. Las computadoras existentes de la empresa no necesitan ser actualizadas ya que los recursos a utilizar serán los del proveedor. La empresa puede crear usuarios adicionales en la red de nubes, con sólo pagar una cuota de uso nominal.
  • Acceso flexible. Una vez que se ha creado un usuario único en la red de la nube, el empleado puede acceder a la nube utilizando múltiples plataformas y ubicaciones de dispositivos. Los ejemplos comunes de estas plataformas son el teléfono inteligente, la tableta, el notebook o un dispositivo de escritorio. Además, un empleado puede acceder al trabajo desde la oficina, el hogar o mientras está en movimiento. Esta flexibilidad puede mejorar en gran medida la productividad y el nivel de motivación de un empleado. Mediante el uso de la nube, las pequeñas entidades pueden incluso contratar trabajadores móviles que estarían dispuestos a trabajar con un salario mucho menor que el de un empleado normal que se acerca a trabajar cada día.
  • Facilita la colaboración. La fuerza de trabajo actual es diversa y a veces, también físicamente dispersa, más aún en estos tiempos de pandemia y cuarentena. Como los datos se mantienen de forma centralizada en cualquier solución de nube, la distancia física no obstaculiza la eficiencia. Esto es particularmente útil en escenarios de proyectos, donde una tarea o proceso tiene que ser realizado por un pequeño grupo de empleados. Cuando los datos se alojan en la red de la nube, cada empleado puede hacerse cargo de la tarea, justo desde donde el empleado anterior la dejó. Esto mejora la colaboración y la coordinación entre los empleados, lo que puede ser un activo para una entidad pequeña con un número limitado de trabajadores cualificados.

Ventajas de las soluciones en la nube para las Pymes

Más ventajas para las Pymes

  • Mejora de la seguridad. Lo bueno de una solución de nubes es que todos los datos se mantienen en una ubicación central, ya sea en casa o con un proveedor externo. Desde el punto de vista administrativo, es muy conveniente asegurar una base de datos centralizada contra las amenazas cibernéticas en comparación con los datos que se almacenan esporádicamente en muchos dispositivos. Otra ventaja de la solución de la nube es que si un dispositivo individual utilizado para acceder a la red de la nube se pierde o es robado, los datos permanecerán a salvo de su uso no autorizado. La única precaución de seguridad será que el empleado en cuestión cambie la contraseña utilizada para acceder a la red de nubes.
  • Eficiencia. Ya sea dentro o fuera de la empresa, los servidores que se utilizan para almacenar los datos de forma centralizada son bastante superiores en rendimiento. En segundo lugar, todas las aplicaciones y el software relacionados con la productividad también se ejecutan en la red de la Nube. Por lo tanto, aunque los dispositivos de una pequeña empresa sean algo obsoletos, la eficiencia general no se verá afectada.
  • Flexibilidad. Las soluciones de Nube son muy flexibles desde la perspectiva tanto de la pequeña empresa como de sus empleados. A medida que la empresa contrata mano de obra adicional, no tendrá que comprar más ordenadores personales. Más bien, se creará un nuevo usuario único para cada nuevo empleado y ya están listos para empezar. Los beneficios de la flexibilidad de la nube también se extienden a los empleados de la pequeña empresa. No tienen que preocuparse por el dispositivo que utilizan para acceder a la red de la Nube. Lo único que se requiere son credenciales de acceso correctas. Además, un empleado puede seguir siendo productivo incluso sin acudir al lugar de trabajo en persona.
  • Escalabilidad. Normalmente, si una pequeña empresa planea aumentar sus operaciones, tendrá que adquirir hardware de IT adicional para apoyar al nuevo personal. En caso de reducción, todos los gastos de capital realizados para adquirir el hardware adicional serán infructuosos. Por el contrario, es mucho más rápido y rentable ampliar IT simplemente creará el mayor número posible de usuarios nuevos a través de la red de la Nube. Del mismo modo, cuando un empleado abandona la organización, el usuario simplemente es eliminado o borrado de la Nube, después de asegurar los datos. Incluso si la solución de la Nube se subcontrata, el único costo de la ampliación será una tarifa adicional por cada nuevo usuario. Del mismo modo, si una pequeña empresa quiere aprovechar un nuevo software de productividad del proveedor de servicios de Nubes, puede ponerlo en funcionamiento en unos pocos minutos con sólo pagar una cuota de uso nominal.
  • Compatibilidad. Ya sea en las propias Pymes o externamente, todos los datos y aplicaciones se mantienen en un lugar central. Cualquier actualización, seguridad o parche relacionado con el rendimiento tiene que ser instalado en un solo lugar. Su efecto se transmitirá automáticamente a todos y cada uno de los usuarios existentes y nuevos. En el caso de una infraestructura convencional, cada máquina individual de la pequeña empresa tendrá que ser actualizada individualmente. Esto no sólo planteará preocupaciones en cuanto a la mala compatibilidad, la pequeña empresa tendrá que mantener un ejército de técnicos informáticos a tiempo completo para ocuparse de estas tareas recurrentes y triviales.

Deja un comentario